viernes, 20 de noviembre de 2009

Déjà vu versificado

Caminamos hacia el Jardín.
Casi,
despegamos del suelo.
La mano de mamá es
como el vaso de leche en la mañana.
No nos queda tiempo -dice-
debemos apurarnos.
Miro su esbeltez embelesada,
irradiando luz como un hada.
Ella, vigila preocupada el reloj y
me alienta risueña: ¡Vamos!

Las medias de nylon destellan
ingenuamente.
No como las de la abuela,
conque me improviso largas trenzas.
Suaves recuerdos plegados
y perfumados.
Los tesoros de la abuela:
las fotos, la guitarra, el tambor.

Hoy visto mi azul celeste,
hoy visto mi overall preferido.
Llegamos y levanto la mirada.
De un barullo de polluelos emerge Pablo,
colgando la lengua en señal de saludo.
Su manotazo amistoso revienta en el aire,
como mi risa.

El chirriar de la reja
me devuelve a la realidad.
Y me encuentro,
sosteniendo pequeñas espigas,
multicolores,
como rabos de gatos.
Esto ya lo he vivido antes,
hoy lo nombran en francés.

Mamá se ha ido...



Niñas jugando en el jardín de esculturas del Zoológico Bíblico, Jerusalén. Octubre del 2009

viernes, 13 de noviembre de 2009

Arquíloco de Paros

No paséis en vano.
No esquivéis el golpe de mi pluma
pues nunca callaré.
Sentid el perenne estertor de la guerra,
o ¿ son mis versos invocando la muerte ?
El rayo mercenario recorre las ciudades.
Se marchitan el yambo, los vicios,
las rivalidades,
ruedan entre halcones y podredumbre.

¡Oh, Neóbula!
Sombreas el goce de lo imposible
con tu adiós inesperado.
Tiro mi escudo sobre la muerte
de cara a la verdad.
La palabra se clava en mi frente
cual soledad bastarda y sin sentido.
El azar no me abandona y enloda el camino.
Reaparezco de donde nace el relámpago,
las vidas caen graves bajo mi látigo
alumbrando los adoloridos huesos.
Con esta lengua alquímica golpeo las puertas del Hades.
Golpeo sin cesar.
Ya probé del fuego de los dioses
y del éxtasis en la escena del triunfo.
Ya supe de la gloria del verbo.

Las mujeres ladronas del sentido
Ramos de lujuria que desgajo con mi lanza.
Os guiaré una y otra vez por esta senda mía.
La de la revelación.
La del vaivén del destino.
La del escarnio y el combate.
Bastardo.
Obsceno.
Injurioso.
¿ Que soy ?
Un soldado trascendiendo al Caos.
Un equilibrista del sarcasmo.

Tu perdón, el perdón común.
¿ Saboreará esta piedra sin voz la divinidad ?
No paséis en vano, cantad mi fe de poeta.
¡Cantad!



Real Jardín Botánico de Madrid, España. Septiembre del 2008
 

viernes, 6 de noviembre de 2009

Diáspora

Esta vez no cierren la puerta
es mi última despedida.
Aquí murieron mis abuelos, mis padres,
mis hermanos y aquí quiero se apague mi voz,
como el final de una vieja balada.

Regreso pleno, anhelante y a color
a este escenario curtido por las guerras.
Inefable como la madre fecunda.
Llego desde cada rincón
al portal de mis sueños.

Cantándole a la vida a toda voz.
El viento cauto se detiene.
Ha llegado primero mi imagen.
Por fin.
El cuerpo etéreo y el alma poseída.

Nadie me espera.
Nadie lo impide.
Un suspiro
y beso la tierra.

Kinéret, Mar de Tiberíades o de Galilea. Agosto del 2007

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Paradojas


Amapolas en el Kibbutz Yakum. Enero del 2009

« La Muerte de Marat » me anunció
mi propia muerte detenida en un cuadro.
El brazo lánguido pende
como el grácil brazo de Jeffrey,
aguardando tras la puerta, de castigo.
Parados los dos como dos soldadillos
por pillerías menores.
En complicidad tendemos nuestras manos
y sonreímos como sonríe la inocencia.
Inolvidables, como en el cuadro de Jacques-Louis,
idealizados en el óleo del recuerdo.
¿ Acaso caerá mi pluma antes de verle ?
¿ Y acaso en algún momento convine, como el bardo,
que todo arte es completamente inútil ?
 

lunes, 2 de noviembre de 2009

Pasajeros

Si turbados por la presencia de Lilit pecamos.
Paseando como dioses con la cabeza erguida,
anestesiados los sentidos

Si envejecemos de retirada
aplastados por cuerdas secas de realidad.
Y aún, aún rastreamos impublicables ruidos.

Si mentimos clavando los ojos como campanadas,
en los ojos de nuestro hijo.
Palabras blasfemas, palabras escritas.
Si la historia mata la sustancia.

Si ignoramos la verdad como un monumento desvaído
y alegres agitamos el espíritu. Olvidamos.
Si fingimos ser amantes, locos, poetas errantes,
asesinos, soledades todos con el dorso teñido.

Si la leyenda ha vencido.


Rinoceronte blanco, Zoológico Bíblico de Jerusalén. Octubre del 2009


Jardín de Esculturas del Zoológico, por la escultora Niki de Saint Phalle
y el arquitecto Mario Botta. Octubre del 2009

lunes, 5 de octubre de 2009

Los Amos

Santuario y jardines Bahai, Haifa, Israel. Abril del 2009.

Arde el silencio.
La mano gesticula cual gacela
ágiles señas en la estancia.
Al son de las ideas danzan
los dedos poseídos de una mujer y un hombre.
Cuentan su historia en trazos de celuloide.
La pausa que retumba y
los labios que ondulan vivencias.
Cierran llagas con ademanes esenciales
y surgen en el aire las palabras,
como por fuego talladas.
La mímica desata indicios concertados
en su mundo huérfano de ruidos.
 

domingo, 30 de agosto de 2009

Partia


Fragmentos de esculturas de la época del Rey Herodes.
Cesarea Marítima, Mayo del 2008, Israel

Antes que atize el furor de la guerra
con sus muertes, traiciones y crueles destierros
Regresa a las arenas, victorioso jinete
en que se alzó tu cuerpo colosal.
Descansa en paz, en el suelo de tus muertos
donde las aves sobrevuelan
como legiones de ángeles.

Antes que la campaña oscurezca
las tierras conquistadas y el enemigo
divise el brillo de tus mallas de acero,
ignora este imperio de débitos enfrentados.
Guárdanos de tu infalible huída, arquero.

Se mecen las adormideras.
El río ofrenda diamantes flotantes.
y abrasa el sol las praderas,
donde los partos cabalgan
como legiones de ángeles.